Diario de San Pedro de Atacama!!! (mari)

San Pedro de Atacama, Chile (Noviembre 2012)

Dicen que la felicidad es volver a repetir aquellas cosas y momentos que nos llenan de alegría y nos hacen sentir plenos. Milan Kundera, lo confirma a través de su famosa frase “La felicidad es el anhelo por la repetición”. Acaso no es cierto?…Bueno, pues me decidí a repetir un viaje que había realizado hace unos 2 años atrás, San Pedro de Atacama en el invierno 2010.

Desde aquel entonces, mi vida ha cambiado demasiado…las personas que me rodean ya no son las mismas, yo no soy la misma, mis pensamientos y sentimientos ya no son los mismos…Mis ojos y mi corazón ahora ven y sienten desde otra perspectiva, una más amplia, más abierta y ansiosa (ganosa!…) de conocimiento y experiencias sin fin…

Recorriendo San Pedro

Misticismo, es la palabra más utilizada para quien viaja a San Pedro. Recorrer sus polvorientas calles es transportarse automáticamente a épocas pasadas, es un lugar con mucha historia y que por cierto, mucha gente no conoce y tampoco se informa. De hecho, son los mismos extranjeros quienes más se interesan en conocer la historia del pueblo, de las comunidades indígenas y precisamente los que más se impresionan y valoran este lugar.

Caminar por la calle principal Caracoles, significa rodearse de gente de todas partes del mundo, cargando mochilas, folletos de tours, y litros y litros de agua. Además, esta calle posee un sinnúmero de agencias, locales artesanales y restaurants de comida. La diversidad de cosas para ver es total. Es divertido recorrerla tanto de día como de noche.

Para comer, en general encuentras de todo en San Pedro, desde papas fritas en la calle Toconao hasta sushi en Caracoles, pasando también por deliciosas pizzas, pastas, ceviche, quesadillas, sopas, cremas, empanadas y sandwiches gigantes. En fin, la oferta gastronómica del pueblo es muy variada, así como también la innovación de los platos a través de la introducción de los elementos típicos de la zona.

Al final de Caracoles, cerca de Domingo Atienza, se pueden encontrar 2 gelaterías, Babalú y Tierra del Sol, que fascinan con sus sabores de helados, para mí era visita obligada cada vez que pasaba por uno de estos locales. Entre los sabores que encuentras, están los helados de chañar, rica rica, coca, leche con quinoa, vino con frutilla, maracuyá, mango, guayaba y los más tradicionales como chocalate con naranja, frambuesa, frutilla y manjar lúcuma, entre otros, pero sin duda todos muy deliciosos, un verdadero placer al paladar!

Cuando visitas la Plaza de San Pedro, a un costado se encuentra la Iglesia del mismo nombre. Esta es una de las iglesias de más antigua data, de estilo andino, hecha a base de adobe, tablas de algarrobo y cactus que se encuentran amarradas con cintas de cuero en el techo. Consta de 2 puertas, pues según se dice la principal era para que entraran los españoles y la del costado los indígenas. Hoy en día es un monumento nacional de Chile.

Al otro costado de la plaza, por la calle Toconao, se encuentra la casa que Francisco de Aguirre mandó construir para la llegada del conquistador español Pedro de Valdivia en 1540.

También se puede concurrir al Museo Arqueológico del sacerdote belga Gustavo Le Paige, personaje que se interesó mucho por la cultura atacameña y logró descubrir un sinfin de objetos y momias que se conservan actualmente en dicho museo.

Fuente: http://travelsmari.blogspot.com/2012/11/san-pedro-de-atacama-chile-noviembre.html

Autora: Marcela Alejandra

Close Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *